A Querdelf y Yishana

Amor es saber decir TE QUIERO con una mirada… una sonrisa… una caricia… un abrazo… cuando no hace falta usar las palabras… amor es respetar y hacerse respetar… confiar y hacer que confíen en ti… amor es saber tener tu espacio y saberlo dar… amor es tener comunicación y posterior complicidad… amor es sentirse feliz cuando se ve feliz a la persona amada, amor es querer a alguien y demostrarlo día a día, aceptarse mutuamente, y reírse juntos… Por todo ello hay dos cosas que son muy necesarias en el amor: Espacio y D-espacio.

Estas son palabras que Yishana y Querdelf me escribieron en una ocasión, y no puedo elegir mejor momento para recordarlas, porque sé que siempre las tendrán presentes ahora que han decidido caminar juntos por la vida. Estoy segura de que el camino que les queda por recorrer es largo y estará lleno de grandes aventuras y momentos mágicos.

A ellos les dedico este poema:

El Matrimonio, por Gibran Jalil Gibran

Nacisteis juntos y juntos estaréis para siempre.

Estaréis juntos cuando las alas blancas de la muerte esparzan vuestros días.

Sí; estaréis juntos aun en la memoria silenciosa de Dios. Pero dejad que haya espacios en vuestra cercanía.

Y dejad que los vientos del cielo dancen entre vosotros.

Amaos el uno al otro, pero no hagáis del amor una atadura.

Que sea, más bien, un mar movible entre las costas de vuestras almas.

Llenaos uno al otro vuestras copas, pero no bebáis de la misma copa.

Daos el uno al otro de vuestro pan, pero no comáis del mismo trozo.

Cantad y bailad juntos y estad alegres, pero que cada uno de vosotros sea independiente.

Las cuerdas de un laúd están separadas, aunque vibren con la misma música.

Dad vuestro corazón, pero no para que vuestro compañero lo tenga.

Porque sólo la mano de la Vida puede contener los corazones.

Y estad juntos, pero no demasiado juntos. Porque los pilares que sostienen el templo están separados.

Y ni el roble crece bajo la sombra del ciprés ni el ciprés bajo la del roble.

Querdelf, Yishana, seguid siendo como siempre habéis sido hasta ahora, y disfrutad de esta aventura, que ya empezasteis hace tiempo, y que ahora continúa, y de la que espero ser testigo durante muchos años más.

La cara desencajada…

…así se me quedó en octubre del año pasado cuando vi mi regalo de cumpleaños. Ya han pasado unos cuantos meses, pero es algo que, aunque tarde, no podía pasar por alto. Y es que para los 30 me habían reservado un regalo muuuuy especial:

¿Pero qué se esconde detrás de esos globos?

¡Sorpresaaaaaaa!

Sí, tal y como lo veis, se trataba de un mismísimo escáner A3 (también es impresora, aunque de momento no lo utilizo para esa función). Esto es algo por lo que llevaba suspirando desde hacía años. Resumiendo, que mis amigos están locos y tengo razón cuando digo que los quiero un montón. ¡Ya no he tenido que volver a la copistería desde entonces!

Y por supuesto, un regalazo así había que estrenarlo. Podría haberme puesto a escanear dibujos antiguos, pero no, esto se merecía algo nuevo, algo rapidito, sin muchas pretensiones, pero efectivo, que tenía mucho material y ya iba siendo hora de ir gastándolo de una vez. Por ejemplo, tengo ese bloc, precioso, de papel de colores. En realidad es para pastel, pero yo no sé usar pasteles aún y los lápices de colores se deslizan de maravilla por él. Tiene hojas en naranja, amarillo, gris, y las hojas del principio son de color azul.

Ah, el azul… me encanta el azul. Es frío, distante, pero tan bello a la vez. Sí, el azul iría perfecto; me puse manos a la obra, y en unas tres horitas ya tenía el resultado.

¡Ya está!

¡Qué ilusión! ¡Cabe perfectamente!

Y por supuesto, ya sólo faltaba lo más importante. Por fin, estrenar mi flamante regalo. Aquí está, el dibujo escaneado en todo su esplendor:

Fría belleza…

Y qué feliz que estoy con mi escáner desde entonces…

Personalizando cuadernos

Dibujar y pintar no es algo que tenga que limitarse a una hoja de papel o a un lienzo. Si te gusta, puedes sacarle partido y hacer que algo tuyo sea más personal, o aprovechar, por si tienes algún cumpleaños a la vista, para hacer un regalo único, personalizado y original. Siguiendo esta línea, voy a mostrar una de las cosas que me atreví a hacer el año pasado: dibujos a mano en la cubierta de un cuaderno.

¿Qué necesitamos? Pues lo más importante es la superficie en la que dibujar, que en este caso es un cuaderno Moleskine blando con la cubierta marrón en blanco. Los suelen vender de varios tamaños y en packs de tres a un precio bastante económico.

Moleskine es una marca de cuadernos y libretas muy conocida e utilizada por muchos escritores, dibujantes y demás, para escribir sus notas, hacer sus bocetos, tomar apuntes, etc. Las venden de todos los tamaños y colores, y este modelo en blanco con la cubierta marrón tiene un propósito: que hagas lo que te dé la gana con él y lo decores, dibujes, y tunees como mejor te parezca. Hay quien hace auténticas obras de arte en estas cubiertas.

Como soy una acaparadora de libretas y cuadernos de bocetos de todo tipo los Moleskine me llamaron la atención en cuanto los vi, por su variedad y por lo bien que van para llevarlos en el bolso a todas partes, y más cuando descubrí que tenían un modelo que se podía personalizar, así que me puse a ello. A continuación os mostraré paso a paso como utilicé algunos de ellos para hacer un par de regalos de cumpleaños. El primero, para una compañera de trabajo.

Lo principal, tratándose de un regalo personalizado, fue tener la idea de qué dibujar. Mi compañera me dijo que quería un dibujo en el que salieran un unicornio, un elfo, una cascada y un arco iris. La manera en la que estuvieran dispuestos en el dibujo y la composición quedaban a mi elección. Así que, en lugar de un dibujo corriente y moliente en una hoja de papel, decidí integrar estos elementos en la cubierta de un cuaderno para así regalarle una libreta única y expresamente hecha para ella.

Primero hice el boceto a lápiz. Pero el lápiz no termina de quedar bien en la textura de la cubierta de estas libretas, así que luego lo repasé con un rotulador de punta fina (un bolígrafo también sirve); después de eso, fui dándole color con mis lápices de colores poco a poco:

 

Después de colorear, volví a repasar con un poco de rotulador negro para acentuar las líneas. ¡Y voilá!

 Este es el resultado final escaneado:

El mismo proceso seguí con otro regalo, este para mi twin Yishana. Le personalicé dos cuadernos: uno pequeño y otro de tamaño mediano. Dado que ella es de la sangre del Dragón y le regalamos por su cumpleaños una camiseta Targaryen de “Juego de Tronos”, para acompañar el regalo le personalicé el cuaderno de tamaño mediano con el símbolo Targaryen (el dragón de tres cabezas) y un dibujo de Daenerys. Aquí lo podéis ver paso a paso:

El cuaderno pequeño se lo personalicé con un dibujo de ella en versión chibi en la cubierta delantera, y una recopilación de sus famosas “Yishana’s faces” en la trasera. No hay paso a paso porque fue un dibujo muy rápido, pero aquí tenéis la versión terminada:

Normalmente, una vez terminados, forro los cuadernos con forro adhesivo (el típico que se utiliza para forrar los libros de texto). Este último paso hay que hacerlo con paciencia y mucho cuidado, ya que pueden formarse burbujas o estropear el trabajo que hemos hecho si se despega, pero es recomendable para proteger el dibujo resultante.

Así que ya sabéis, sólo tenéis que coger unos cuadernos con la cubierta en blanco, unos cuantos materiales para dibujar o pintar, y echarle un poquito de imaginación, y tendréis un objeto personalizado, único y hecho a mano, ya sea para vosotros mismos o para alguien especial, y por supuesto con muchas hojas en blanco dentro para que su dueño las rellene como mejor le parezca.

Diva por un día con Oristila

Hoy me gustaría hablar de otra gran artista y amiga que se merece una mención en este blog. Se trata de Oristila Diéguez. Es una fotógrafa gallega afincada en Barcelona. Sus especialidades son la fotografía gótica, oscura, fantástica y fetichista, pero en realidad es una artista todoterreno que se amolda a cualquier estilo. Hace con maestría tanto fotos para bodas, eventos y conciertos, como sesiones fotográficas personalizadas.

Hace poco tuve la gran suerte de ser su modelo en una de estas sesiones. A Oristila le gusta hacer sus sesiones de acuerdo a la personalidad y gustos de la persona que va a ser fotografiada, para que la modelo pueda sentirse cómoda, desinhibida y dé rienda suelta a su expresión corporal, sus gestos, y se meta en el papel, así que en mi caso optamos por un look vintage estilo años 30, ya que como muy bien sabéis me encanta el cine, la música y la moda de esa época. Aquí tenéis algunas de las fotos de esta sesión, en la que me sentí por un día como una auténtica diva de cine negro:

El vestuario, el estilismo, y un poquito de Jazz de fondo sirvieron de inspiración para una magnífica sesión. Yo por lo menos estoy encantada con el resultado, y me lo pasé genial haciendo de modelo por un día.

Pero esto es sólo una pequeñísima muestra de su trabajo, pero podéis ver mucho más y conocer más sobre ella en su página web:

http://oristila.com

Noche de Brujas (y Hadas)

Sí ya sabía yo que esto de llegar a los 30 me iba a afectar… porque este año, por primera vez en mi vida, ¡he celebrado Halloween! Tampoco es que sea de los que van criticando por ahí y renegando de esta celebración porque sea un invento americano y hay que celebrar lo de aquí y todas esas cosas… simplemente nunca había tenido ocasión de celebrarlo. En mi tierra celebrábamos el Tostón, que viene a ser como aquí la Castañada, y viviendo fuera tampoco había llegado a hacerlo nunca. Pese a ser bruja y gustarme las cosas de terror, Halloween siempre me ha dado más o menos igual, pero esta vez, mira por donde, me salió un plan, así que hubo que aprovecharlo.

¿Y de qué podría disfrazarse una bruja como yo para Halloween?

¿Acaso lo dudabais?

Los ingredientes de la poción para convertirse en bruja de la manera más barata e improvisada posible son, a saber:

-Un gorro negro de bruja; el más barato que te encuentres en los chinos.

– Ropa negra variada que tengas por casa.

-Maquillaje oscuro y cara de mala (esa ya la llevo de serie).

-¡Y para dar el toque de gracia, esmalte de uñas negro y un poco de rotulador de tinta blanca!

Se mezclan todos los ingredientes, se agitan mientras se recita el conjuro… ¡Y este es el resultado!

Nunca los ojos rojos habían sido tan apropiados…

Como si necesitáramos disfrazarnos para demostrar al mundo lo brujas que somos… La fiesta tuvo lugar en la coctelería Torre Rosa, convenientemente decorada para la ocasión y que además ofrecía cócteles especiales. Pero la verdadera razón por la que acudimos allí fue para presenciar la actuación de nuestra querida Priscilla Hernández, que ataviada con vestido y alas negras, como un hada espectral, dio un miniconcierto en el local.

Esta actuación sirvió de pre-presentación de su nuevo trabajo, The Underliving. La presentación oficial será dentro de unos días en el Faeriecon, que se celebra en Baltimore, EEUU. El CD saldrá a la venta el próximo 15 de noviembre, pero ayer los presentes pudimos disfrutar de un pequeñísimo adelanto. En primer lugar, cantó Off the Lane (primer single del disco) y la preciosa Northern Lights, luego cantó Haunted, un tema de su anterior disco, Ancient Shadows, muy apropiado para la celebración, y The Underliving, el tema que da título a su nuevo trabajo. Después se sentó, y se puso más calmada con el arpa sobre su regazo, con la que nos cantó un tema inédito, y la canción dedicada a Totonika Nova. En resumen, fue una actuación breve pero intensa, en la que demostró su talento y su preciosa voz.

Además, Priscilla trajo una sorpresa con la que no contábamos: ¡Algunas copias de The Underliving en primicia! Así que algunos afortunados pudimos obtener nuestro libro-CD (llamarlo sólo CD me parece menospreciarlo) antes de su lanzamiento oficial. Los que la conocemos sabemos todo el trabajo y esfuerzo que hay detrás de este proyecto y tenerlo por fin en nuestras manos nos hizo una grandísima ilusión.

El libro-CD The Underliving es una maravilla, visual y musicalmente, pero me reservo para hacerle una reseña en condiciones en otro post, en el que lo analizaré a fondo. Hasta entonces, sólo diré que me parece una verdadera obra de arte. Permaneced atentos a su página web, porque muy pronto aquellos que lo deseen podrán hacerse con él.

Hasta más leer, ¡Feliz Halloween, Tostón, Castañada, Día de Todos los Santos, o lo que sea que hayáis celebrado en cada caso!

Guirubirthday!!!!!!!

¡Hoy es un día muy especial! ¡Un día para celebrar y dar botes gritando “Guiru” por todos lados!

¡¡¡¡¡¡¡Hoy es el cumple de mi twin Yishana!!!!!!

Cumpleaños feliz, cumpleaños feliz, te deseaaamoooos tooodooos, cumpleaños feeeliiiiiz.

Sé feliz, y disfrútalo, y ya sabes que, aunque tengas malos días, aunque una no siempre está en su mejor momento, o época, tienes a tu lado a gente que te quiere y te apoya, y se acuerda de ti no necesariamente en tu cumpleaños, sino todo el resto del año.

¡Un besazo enorme y un achuchón más grande todavía! ¡Muackas!

La Llamada de la Ninfa

Las larvas de las libélulas se llaman ninfas. Son criaturas acuáticas y predadoras, y se alimentan vorazmente de otros insectos e invertebrados de su entorno, hasta que abandonan el agua para iniciar su fase de metamorfosis y transformarse en libélulas.

En un estanque frío y oscuro habita el espíritu de una muchacha que se ahogó allí, y que debe cazar y devorar las almas de los incautos que se acercan a ella para poder realizar su metamorfosis y abandonar el estanque en el que se encuentra atrapada, y volar alto en libertad, convertida en una hermosa libélula.

Esta historia no la inventé yo, la inventó Priscilla Hernández,  y nos la cuenta en su canción The Call of The Nymph, así que el mérito va para ella. La música de Priscilla es mágica, etérea e inspiradora, y esta es una de mis canciones favoritas de su disco Ancient Shadows. os invito a todos a que visitéis su página web y la conozcáis, porque realmente merece la pena. Además, está a puntito de sacar nuevo disco, y todo apunta a que va a ser una maravilla, como todo lo que hace.

Y ha sido precisamente inspirándome en su música, y en esta canción en particular, como se me ocurrió la idea para mi última obra, este dibujo titulado, como no, The Call of The Nymph, realizado con lápices de colores sobre papel azul de tamaño A3.

How many souls I may devour to become a dragonfly? And fly high... Down here I hardly see the world through water lilies.

Y no puedo terminar de mejor manera que poniendo a Priscilla en directo cantando esta hermosísima canción, porque aparte de su música, su puesta en escena también merece muchísimo la pena, y aquí podéis ver una gran muestra de ello: