Una de bocetos (V)

¡Más bocetillos del año pasado para no dejar este blog del todo parado este verano!

Experimentando con animales: rotulador de punta fina y lápices de colores.

Una niña y su elefante rosa. Rotulador de punta fina y lápices de colores.

Blanco y negro. Rotulador de punta fina.

Lágrimas de la noche. Rotulador de punta fina, tinta blanca y un toque de plateado.

Una pequeña hada. Rotulador de punta fina y lápices de colores

Cualquier momento es bueno para practicar. La prueba es este bocetillo de 20 minutos que hice en mi Moleskine con un boli y un rotulador en la oficina, durante la hora libre para comer.

Una de bocetos (IV)

Como este mes apenas he podido dibujar nada, porque ando muy ocupada de mudanza, como ya advertí, voy a compensarlo con una nueva entrega de bocetos. Les toca el turno a los hechos en septiembre y octubre del año pasado:

Un hada rápida. Hecha con bolígrafo en mi Moleskine en apenas 15 minutos. Recuerdo que la hice a todo correr justo el día que volvía de mis vacaciones de verano.

Un pequeñísimo dibujo (tamaño A6) hecho a bolígrafo a partir de una de las fotos de un viaje a Roma que hice hace ya algunos años.

El producto resultante de un rato de aburrimiento en la oficina.

Otro boceto a pequeña escala (A6). Hecho con bolígrafo y lápices de colores. Mi idea es algún día hacer un cuadro o una versión a lápices de colores de mucho mayor tamaño.

Cantando bajo la lluvia. Bolígrafo y lápices de colores. Tamaño A6. Ultrarrápido. Tal vez unos 20 minutos.

Una de bocetos (III)

¡Aquí van más bocetillos! Ahora le toca el turno a una selección de los realizados en agosto del año pasado.

¡Burbujas con sorpresa!

¿Quién no ha querido nunca dejar volar su alma y su corazón?

Una geisha en 10 minutos usando una foto que encontré como referencia.

Steampunk time! Hecho con portaminas usando esta foto de referencia.

Una de bocetos (II)

A continuación, una nueva entrega de esos bocetillos que hago de vez en cuando para practicar:

Rosas y lirios: Dos bocetos hechos sobre la misma hoja de papel. Cada uno de ellos me llevó unas 2-3 horas.

Boli bic en mi Moleskine. Usando como referencia la foto de un catálogo de moda. Me llevó unos 30 minutos.

Un boceto de una estatua de Afrodita. Hecho con bolí bic en mi cuaderno Moleskine. No más de 20 minutos.

Otro boceto hecho a boli bic en mi Moleskine. Lo empecé en un tren de cercanías, lo continué sentada en el banco de una plaza mientras esperaba para entrar a clase y lo terminé en casa. En total, unas 2 ó 3 horas de trabajo.

Un dibujo rápido que me dio por hacer después de estudiar algo de perspectiva en clase.

A Yishana le gustó el anterior dibujo y me pidió otra versión con ella. No se parece, pero había que intentarlo.

Una de bocetos (I)

El 31 de marzo del año pasado tomé una resolución, me puse el Moleskine por bandera y me lancé a una empresa loca (más que nada porque apenas tengo tiempo de llevarla a cabo algunas veces): la de dibujar algo, por poco que sea, cada día. El caso es que, con trabajo, compromisos, o inclusos enfermedades de por medio, hasta el día de hoy lo he cumplido. Todo, absolutamente todo lo que he hecho desde entonces, lo podéis ver en mi tumblr, cuyo enlace encontraréis en la columna derecha de este blog: Irene’s pencils… and more

En realidad el tumblr lo uso, más que para enseñar, para llevar un registro de todo lo que he hecho y dentro de unos años, repasarlo y ver lo que he evolucionado y repasar mis aciertos y mis errores. En definitiva, para ver el camino que haya recorrido. Mi meta, por el momento, es llegar al año dibujando diariamente, para lo que apenas me queda algo más de un mes. Luego ya veremos.

Eso significa que aparte de los dibujos que suelo poner por aquí, también he hecho en todo este tiempo un montón de bocetos y dibujos rápidos. Algunos algo más elaborados, otros más simples, y otros directamente horribles. Así que de vez en cuando iré poniendo una selección de los mejores por aquí, por orden cronológico, empezando por los primeros:

"Viento". Este lo empecé dibujando en el tren, y luego le di un par de retoques en casa

 

Un minirretrato de la actriz Louise Brooks, hecho más o menos en una horita.

Un minirretrato de la actriz Louise Brooks, hecho más o menos en una horita.

 

Al principio sólo quería hacer media cara rapidita para practicar pero me flipé un poco metiéndole detalles.

Esta pobre chica andaba perdida. Nunca llegué a terminarlo del todo, y dudo que lo haga ya a estas alturas.

En la próxima entrega, ¡más!